miércoles, 12 de marzo de 2008

Inexplicable

Según publica hoy elmundo.es:

Unos 4.000 inmigrantes han muerto en la frontera de México-EEUU en 12 años

Las cifras que apoyan el artículo son impresionantes:
  • El Gobierno de EEUU ha invertido 30.000 millones de dólares en 'asegurar' su frontera
  • Unos 500.000 trabajadores indocumentados cruzan a Estados Unidos cada año
Surgen un par de preguntas: ¿qué hubiera pasado si esos 30.000 dólares se hubieran destinado a Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD)? Según la web de USAid, la agencia norteamericana de ayuda al desarrollo, "con una inversión anual de más de $ 850 millones, USAID está comprometida con la mejora de la calidad de vida y el fortalecimiento de las democracias y economías, de nuestros vecinos en el Hemisferio Occidental".

¿Qué son 850 millones de dólares frente a los 30.000 invertidos en blindar su frontera?

Por otro lado, si nos cuentan que llegan 500.000 personas cada año a Estados Unidos.. ¿cuantos se quedan por el camino? Miles de personas salen de su casa cada día para intentar llegar, pero la mayoría se queda por el camino... Hay quien dice que llega el 10%, otros el 20%.. los más optimistas calculan que llega el 30%...

¿Y el resto? Acaban deportados, en las aguas del Pacífico o asesinados por algún escopetero gringo que se cree salvador de su patria. Si llegan a México, la policía se ensaña con ellos... para eso Estados Unidos está untando al gobierno mexicano. La idea es fácil: bajar la frontera un poco más y que la presión migratoria la soporte México. Nada mejor que poner tierra de por medio.

¿Si llegan 500.000, cuántos se quedan por el camino? Según este informe: "En 2006, las autoridades estadounidenses expulsaron a 858.000 extranjeros, 514.000 de ellos mexicanos, mientras que las autoridades mexicanas interceptaron y deportaron a 178.000 centroamericanos ese mismo año".

El artículo también aporta otra cifra: "en 2006, los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos enviaron a sus familias 20.000 millones de dólares en remesas, dinero que benefició a uno de cada 10 hogares del México rural". Las remesas son ya la mayor fuente de ingresos en muchos países de Latinoamérica. Si una familia consigue hacer llegar a uno de sus miembros a Estados Unidos, podrán vivir tranquilamente el resto de sus vidas, ser la envidia del pueblo y tener una casa de dos plantas.. Así, a pesar de las experiencias de codesarrollo, encontramos gente sin ningún interés, acomodada en su nuevo status de familiar de migrante con éxito y con muchas posibilidades de convertirse en otro sujeto agringado que sólo aprecia el dinero fácil, el sexo rápido y los coches, amén de la gorra de los Yankees o los Lakers.

No nos quedemos sólo aquí... miremos al sur de España, al Estrecho, a Canarias, a la valla tridimensional de Melilla y a las negociaciones del Gobierno español para responsabilizar de la presión migratoria a Marruecos o Senegal.

Todos somos responsables de este drama.



AB

1 comentario:

La vero dijo...

Cuánto más difícil pongamos el acceso en nuestras fronteras mayor campo de acción tendrán las mafias y la gente sin escrúpulos. En la frontera de EEUU practicamente sólo pasan los que están autorizados por bandas superpoderosas y violentas...